Celebremos los 100 años de la creación del Parque Nacional de la Montaña de Covadonga

Don Pedro Pidal y Bernaldo de Quirós , marqués de Villaviciosa el hombre olvidado por aquellos que desprecian el sentido de los PP.NN. . La obra de d. Joaquín Fernández y dentro de publicaciones del Organismo de Parques Nacionales, es de las más completas sobre el personaje.

 

Se Puede comprar en el Parque de Picos de Europa , zona de los Lagos de Covadonga-Centro de visitantes- En caso contrario Iberlibros.com la tiene en segunda mano y en buen estado de conservación


“La naturaleza y su habitat no pueden hablar, así que nosotros podemos y debemos hacerlo por ellos”

Theodoro Rososevelt – Vigésimo sexto presidente de los Estados Unidos-

Esta frase impresionó a d. Pedro Pidal cuando le hablaron de un proyecto nacido en los Estados Unidos de América. Gran cazador , d. Pedro, y conservacionista, habló con Don Alfonso XIII y viajó a conocer la historia que le habían contado.

“Thedy” y John Muir (el poeta de los árboles) entre Redwood y el valle Yellowstone.

” El sol no brilla para nosotros sino en nosotros”

               “Los ríos no pasan sino que fluyen a través de nosotros”

                              “Rompe con todo de una vez en cuando y limpia tu espíritu”

John Muir 1903 Cuadernos de poesía y pintura

En 1903 Thedy Roosevelt visitó a Muir en Yosemite donde acampó tres días. El Presidente tenía buenas razones para valorar la naturaleza  ya que cuando tenía 25 años, su madre y esposa enfermaron, las dos murieron el mismo día. Pensó : “la luz de ha ido de mi vida”. Curó su luto en la naturaleza donde descubrió su poder terapeútico  y jamás olvidó la experiencia. Aquella acampada con Muir salvó la maravilla de los espacios naturales de Estados Unidos lo que les dió una idea radical para el conservacionismo y que dió paso al primer sistema de organización de parques nacionales en el Mundo .

Poco a poco a lo largo de estos años se ha llegado a los 400 espacios protegidos que hay en el territorio de loParques Nacionales de los Estados Unidos

Pero no nos “perdamos” y volvamos a d. Pedro y Covadonga. Nuestro Marqués fué un gran deportista, diríamos que un “sportman de éxito”, posible medalla olímpica en París (Juegos Olímpicos caracterizados por su caótica organización en 1900, los segundos de su historia) y primer escalador importante en la conquista del Naranjo de Bulnes o Picu Urriellu. Sin olvidar su labor en las Cortes Españolas como diputado firme defensor del medio ambiente.

pedro-pidal-cainejo
Gregorio Pérez Demaría (El Cainejo) con el Marqués. Binomio en la escalada al Naranjo de Bulnes el 5 de agosto de 1904.

Persona de formación cristiana y ferviente defensor del catolicismo, no por ello dejaba de ser un “verso suelto” por las Cortes. Era además un protegido de la Casa del Rey en sus pasiones por la conservación del medio ambiente, además de conocedor del movimiento krausismo y no ser ajeno a movimientos intelectuales de la Institución Libre de Enseñanza de d. Fernando Giner de los Ríos. Ideas que en Oviedo se centraron en el Movimiento Oviedo, grupo de intelectuales de su Universidad en la que se impulsan nuevas ideas en la pedagogía. La defensa de las colonias escolares para niños urbanos fué un ejemplo:

“… es preciso hacer algo por los niños pobres anémicos que andan por esas calles entre el polvo que mata, bajo un sol que quema, necesitados con suprema urgencia , de una temporada al aire libre y puro, de brisas salinas, de baños reconstituyentes, de alimentación sana, de alegría, sobre todo alegría que produce el viaje, el cambio de medio y vida… “

   Texto del libro editado por el Principado de Asturias, Consejería Educa. 1992

                 "Los pioneros españoles del olimpismo moderno"

Ya en ese momento se sabía que el mejor momento de una persona son las vacaciones, y los espacios naturales la mejor forma de estructurar la sociedad. Pero no le fué fácil del todo a nuestro Ilustre Marqués el poder crear el Parque Nacional de la Montaña de Covadonga, discursos en las Cortes con la ayuda de otros ilustres diputados como Fermín Canella o Secades. Tal era la oratoria en sus discursos que a d. Pedro Pidal se le conocía por el mote de “Pelayo II”. No dejaba de ser asturiano.Siempre se dice que si estás con alguien que dice ser asturiano y llevas una hora de conversación, y no te ha porfiado, discutido o dudado de algún tema… Desconfía, no es asturiano.

hotel-pelayo-covadonga-1918
Folleto del Hotel Pelayo en Covadonga-1918- Hoy pueden disfrutar de sus instalaciones y recrearse en esa parte de la historia de España.

No era casualidad que se eligió el 8 de septiembre de 1918 para inaugurar el Parque oficialmente. Se celebraban los 1200 años de la Batalla de Covadonga contra los invasores musulmanes. Y para d. Pedro, no dejaba de ser, este acto, una nueva Reconquista. Esta vez, proteger el legado natural que estaban a punto de perder a causa de la industria minera y la tala maderera en nuestras montañas, de toda España.


En España la referencia a d. Pedro Pidal es mínima, por no hablar de su tierra asturiana, hay calles dedicadas a la “Pasionaria”, avenidas a Carlos Marx, etc. Pero recuerdos, homenajes o una cátedra en medio ambiente en la Universidad de Oviedo, S.E.U.O. ; se desconoce.

trinitari-dinastico-1935
En 1935 en su conocida revista Trinitario Dinástico, adelantaba los que hoy vivimos.

Más triste es ver en que han quedado los Parques Nacionales, transferida su gestión a las comunidades autónomas o cabildos, domina “La Ley de Hierro de la Oligarquía” que diría el célebre filósofo d. Dalmacio Negro 

El Marqués era difícil de “amilanarse”. Siempre presentaba batalla en cuanto creía que algo era injusto. “Si entre el Paraíso perdido y el Paraíso prometido no sabemos guardar el Paraíso poseído, merecemos, por tontos, quedarnos sin ningún Paraíso”

 

 

 

 

Estamos muy lejos con la idea de “La Reconquista” de d. Pedro Pidal ya que si no se vuelve a la recentralización de los Parques Nacionales su desaparición es paralela a la de la Nación.

Una prueba más de que el Parque le costaba dinero. Algo inusual en los gestores, políticos o Ong´s. Todas viven del dinero del contribuyente.


Sirva el artículo de homenaje al marqués y de paso a la obra olvidada de Joaquín Fernández, la cual compré hace 10 años en uno de mis paseos solitarios a Buferrera. Homenaje también a los hombres y mujeres que atienden a los visitantes en el Centro que lleva el nombre de nuestro protagonista. Que con su amabilidad y paciencia atienden a todos aquellos que se acercan a conocer los Lagos de Covadonga, regulan el tráfico, las guaguas, a los de la “lipotimia” o sencillamente con su sonrisa te dicen que no te puedes bañar en los lagos….

caza-del-oso-pedro-pidal
Existen publicadas obras de d. Pedro Pidal, la mayoría descatologadas cómo esta de Ediciones KRK. Pero en iberlibros.com podemos encontrarlas. !Suerte!

 

alojamiento para wordpress

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,